Ahora más que nunca, es conveniente que los inmigrantes traigan consigo los documentos de identidad que posean, sean residentes o no, según abogados especializados consultados por la cadena Univisión.


En el caso de los indocumentados, los abogados aconsejan que reúnan todas las pruebas que puedan demostrar que llevan más de dos años en Estados Unidos, requisito necesario para pelear en Corte su permanencia en el país.

De acuerdo con la fuente, una disposición sobre inmigración del 20 de febrero establece que solo se podrán librar de una detención aquellos que puedan identificarse como ciudadanos, residentes legales permanentes, refugiados, asilados u otro estatus legal.

Los abogados también recomiendan estudiar los memorandos del Departamento de Seguridad Nacional sobre el tema, en especial aquellas personas que viven aquí como indocumentados.