Miguel Díaz-Canel y Cubano

Un abogado radicado en Cuba arremetió contra Díaz-Canel por la escasez y la falta de libertades con que se vive en la isla.

«Este es el refrigerador de un abogado que trabaja 192 horas al mes en este secuestrado país, mi Cuba, la Cuba que amo y de la nunca me he querido ir. Aquí me formé, aquí tuve mis hijos y aquí pensé echar raíces. ¡Son apenas dos tubos de picadillo y 55 pesos (1 dólar) para mantener a mi familia los próximos 10 días!» escribió en sus redes sociales.


A continuación les dejamos el escrito completo de este cubano:

Este es el refrigerador de un abogado que trabaja 192 horas al mes en este secuestrado país, mi Cuba, la Cuba que amo y de la que nunca me he querido ir. Aquí me formé, aquí tuve mis hijos y aquí pensé echar raíces.

¡Son apenas dos tubos de picadillo y 55 pesos (1 dólar) para mantener a mi familia los próximos 10 días!

Si así está mi refrigerador y mi billetera, que es ya más un porta carnets, cómo estará el de mis hermanos cubanos que no llegan a los 3.800 pesos que me pagan por trabajar como un burro con una altísima responsabilidad. ¿Cómo estará el de la ama de casa con niños que difícilmente aplica a la seguridad social en la Revolución que no desampara a nadie? ¿El del anciano que vive solo y que debe mal comer de la limosna en un SAF después de haber trabajado toda su vida? ¿Cómo estará el de mis compatriotas fuera de la capital, donde venden mucho menos en la bodega?


Vean hijos de la gran p…. mientras ustedes no tienen carencias, se dan lujos, manejan divisas a su antojo, se mueven gratuitamente en lujosos autos y hacen realidad todos los caprichitos de sus hijos, yo como millones de cubanos mal alimento a mi hija y la veo llorar cada día por cosas que no puedo darle.

¿Saben cuánto gana un abogado en otro país? ¿Saben cómo tiene su nevera? ¡Y que no me salga ningún patriota ciego y adoctrinado con la teoría de que acá estudiamos gratis! Gratis hay educación en muchos lugares del mundo y de cualquier manera estudiamos y nos graduamos a golpe de neuronas que montaban bicicleta con el estómago vacío y luego pasamos años trabajando mal pagados, regalando nuestro trabajo y sacrificio a cambio de hambre y miseria.

¡Con lo que he dejado de ganar en 15 años de trabajo pude haber pagado mis estudios y hasta los de mi hija! Irónicamente un policía muchas veces semi-analfabeto recibe 3 ó 4 veces más salario que un trabajador, y lo hace porque le pagan no por sus conocimientos o por su aporte a la sociedad. ¡Le pagan por mantener esta miserable situación, por reprimir, por defender a los ineptos!

El poder envicia y corrompe, no quieren abandonar el poder al que accedieron no precisamente de forma democrática, sin embargo hacen cada día más insostenible y miserable la situación del pueblo.

Mientras Díaz-Canel hace doctorados y solo habla de ciencia, soberanía alimentaria y bloqueo, los niños cubanos lloran de hambre, los enfermos soportan dolores y enfermedades sin medicamentos, la policía reparte palos y detiene personas en las colas, pierden la vida seres humanos que cruzan selvas y mares huyendo del hambre y la miseria, y el que se opone a la injusticia recibe advertencias y amenazas de los órganos de la «Seguridad del Estado».

¡Se regocijan de tener cinco candidatos vacunales cuando cada día mueren cinco personas que pudieron estar ya vacunadas! Politizan sus futuras vacunas cuando no hay una aspirina en las farmacias cubanas y el pueblo enferma y muere por falta de medicamentos!

No es de ciencia que hay que hablar Díaz-Canel, es de comida, de salario, de medicamentos, de vivienda, de progreso. Me tocan los huevos tu ciencias si nunca las podrás aplicar si no eres capaz de generar los recursos para hacerlo y por este camino, bajo el paraguas del bloqueo que todo lo justifica, bajo la politización y la politiquería que todo lo abarca, no lo lograrás jamás.

¡El tiempo se les agota!

Cubita now, ADN, Cibercuba y cuánto medio independiente me lea, los derechos para publicar esto como cada cosa que escribo son gratuitos. Mis ideas, mis criterios, mis sentimientos de amor por Cuba no los vendo, ¡los regalo! ¡Y si Humberto López lo duda que demuestre lo contrario!

¡Ya no soportamos más! ¿Dónde están los organismos internacionales? ¿Dónde está la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los DDHH? ¿Qué ideología merece que para defenderla y perpetuarla en el poder deban violarse los derechos humanos de todo un pueblo? ¡Tomen cartas en el asunto!

¡Para muchos cubanos dignos están acabando los tiempos de la batalla ideológica, de las cartas a Canel, de las denuncias, están llegando los tiempos de encender el fósforo! ¡No tendrán suficientes cárceles ni juzgados para condenar y encerrar a todo un pueblo!

MV