El abogado defensor de Xavier García, cubano de Miami acusado de robar alrededor de 2 millones en joyas de un popular joyero de Nueva York y quien además es presuntamente líder de un grupo de ladrones, pidió este miércoles su liberación bajo fianza.


La solicitud de Roberto Pardo se hizo mediante una audiencia virtual con la Jefa de Asuntos Legales de la Oficina del Fiscal del Estado de Miami-Dade Christine Zahralban, informó Local 10 News.

“Tengo que tener mucho cuidado porque caigo en la categoría de «preocupación especial» por la posibilidad de que pueda contraer COVID-19. No puedo ir a Metro West «, dijo Pardo sobre la enfermedad respiratoria que le impide ir a la prisión a reunirse personalmente con su cliente.

Los fiscales consideran a García como un delincuente habitual que se ajusta a la definición de la legislatura de Florida de un «delincuente de delito grave de especial preocupación».

García está acusado de estar involucrado en un robo que incluyó el robo de un rifle de una casa en diciembre.


Zahralban argumentó que el tribunal no consideró los estatutos que rigen las violaciones de libertad condicional y los presuntos «delincuentes violentos de especial preocupación»; con lo cual ella le dijo a la jueza de circuito de Miami-Dade, Christina DiRaimondo, que la seguridad pública es primordial, incluso durante una pandemia.

Pardo es uno de los muchos abogados defensores que desean que sus clientes sean liberados de las cárceles donde COVID-19 podría estar propagándose. En el caso de García, DiRaimondo estuvo de acuerdo con Zahralban y negó la moción de un fianza modificada.

«Sé que el juez Sayfie ha estado trabajando con las cárceles para descubrir diferentes formas de interactuar con su cliente de manera confidencial», dijo DiRaimondo a Pardo sobre su preocupación de no poder reunirse con su cliente en persona en el centro de detención.

García fue arrestado el 4 de febrero por el robo de casi dos millones en joyas en Miami Beach, pero también se le relaciona con una banda involucrada en varios robos organizado donde vigilaban a sus víctimas y las seguían con GPS, y con el cultivo de marihuana en una casa de Miami Dade.

García cumplirá 31 años el jueves en el Centro de Detención Metro West cerca de Doral.