A pesar del cambio de política de Estados Unidos hacia la Isla, el Gobierno cubano espera reportar un incremento de sus ingresos por turismo este año, dijo el miércoles un funcionario citado por Reuters.


El presidente estadounidense, Donald Trump, ha revertido en parte la histórica distensión de su predecesor, Barack Obama, al limitar los viajes de los estadounidenses e imponer restricciones a los negocios con entidades controladas por las Fuerzas Armadas de Cuba.

«Los ingresos en el país superaron en 2016 los 3.000 millones de dólares en toda la actividad vinculada al turismo. Nosotros pensamos que, dado el crecimiento que está teniendo, la cifra se supere en el año 2017», dijo José Daniel Alonso, director de Desarrollo e Inversiones del Ministerio de Turismo.

El funcionario sostuvo que el turismo se vería impulsado por la llegada de 2,5 millones de viajeros en el primer semestre del año. «Con esos datos, garantizo que el plan para cerrar 2017 con 4,2 millones de turistas se cumplirá», destacó Alonso a la televisión estatal de la Isla.

Cuba reportó en 2016 la llegada de unos cuatro millones de visitantes. A partir del restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Washington, en julio de 2015, comenzó a crecer la cifra de estadounidenses que llegan a la Isla. Según cifras oficiales, el año pasado arribaron 285.000 estadounidenses.


El turismo está considerado la segunda fuente de ingresos en dólares del Gobierno cubano, después de la exportación de los servicios profesionales, principalmente médicos.

(Con información de Diario de Cuba)