Manejar y Textear. Foto: Alexandre Boucher en Unsplash

La nueva ley que permite a los policías de Florida multar a los conductores que envían mensajes de texto o utilizan sus teléfonos móviles en la carretera entra en vigor este primero de enero.


A partir de hoy la policía podrá detener a cualquiera que vea enviando mensajes de texto mientras conduce, o que crea que está navegando en las redes sociales.

Los infractores por primera vez pagarán una multa de $ 30 más los costos judiciales.

Sin embargo, la tarifa aumenta a $ 60, así como tres puntos agregados a la licencia de conducir, si son detenidos en la escuela o en las zonas de trabajo.

Se hacen excepciones a la regla si el automovilista se detiene en una luz roja o si está usando un dispositivo GPS.