Un total de 19 ciudadanos estadounidenses que viajaron a Cuba han reportado síntomas similares a los que sufrieron diplomáticos de Estados Unidos que han sido identificados como víctimas de un posible ataque en la isla.

“Desde el 29 de septiembre, el Departamento de Estado ha sido contactado por 19 ciudadanos de los Estados Unidos que informaron que experimentaron síntomas similares a los enumerados en la advertencia de viaje después de visitar Cuba”, comunicó una vocera del Buró para Asuntos del Hemisferio Occidental de esa agencia a el Nuevo Herald.

Entre los síntomas que presentan los afectados están problemas de oído y pérdida de audición, mareos, dolor de cabeza, fatiga, problemas cognitivos y dificultad para dormir.

El gobierno de Estados Unidos retiro a su personal diplomático en Cuba debido a los ataques y emitió una advertencia de viaje a la isla a consecuencia de las personas afectadas aunque el gobierno estadounidense no ha dado una explicación sobre lo que realmente causo los daños a los ciudadanos estadounidenses.