Después de la propuesta enviada por Donald Trump al Congreso donde se le da una garantía de ciudadanía a los “Soñadores” a cambio de suspender el programa de lotería de visas y restringir las reclamaciones familiares, la administración planea implementar otras ordenes ejecutivas que limitarían las residencias según la agencia Reuters.

Trump podría intentar implementar por orden ejecutiva nuevas reglas que pueden hacer el uso de una amplia variedad de programas de beneficio público para no otorgar la ciudadanía o de hecho ser deportados, incluso para personas que siguen todas las reglas de la inmigración legal.

El argumento que la administración planea aplicar, de acuerdo con una orden ejecutiva preliminar, es un principio antiguo y no muy frecuentemente aplicado según el cual los posibles inmigrantes se consideran una “carga pública”.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Según la nueva regla propuesta, cualquier uso de los beneficios del gobierno que no sean de emergencia podría convertirse en motivo de exclusión o deportación, incluso si la persona involucrada contribuye (o lo hará pronto) significativamente a la fuerza de trabajo y al Tesoro de EE. UU.

Según la interpretación actual, los titulares de la Green Card pueden ser deportarles como cargas públicas solo si utilizan los beneficios públicos o están institucionalizados con atención a largo plazo financiada por el gobierno.

los patrocinadores de inmigrantes legales pronto podrían recibir avisos de vencimiento de pagos de los federales por cualquier beneficio que reciban las personas que patrocinan: El borrador también ordena a las agencias federales que soliciten el reembolso de los beneficios que utilizan los inmigrantes legales.

Según un análisis de Reuters, la nueva regla propuesta entraría en juego principalmente para los inmigrantes legales que solicitan el estatus de residentes permanentes que los coloca en el camino hacia la ciudadanía.