Un grupo de 15 personas pidió ante las oficinas de Ileana Ros-Lehtinen que la congresista ayudara a los cubanos varados en México, Panamá y otros países latinoamericanos tras el fin de la política de “pies secos, pies mojados”, reporta EFE.

Convocados por la organización Vigilia Mambisa, los manifestantes, que pretendían entregar a Ros-Lehtinen una lista con los nombres de los cubanos, expusieron sus reclamos y fueron atendidos por el personal de la congresista, quien no se encontraba en la oficina.

En una entrevista otorgada a DIARIO LAS AMÉRICAS, la congresista señaló que no se le podía acusar de no prestar “suficiente atención a la libertad del pueblo cubano o de ignorar los intereses de los cubanos varados en terceros países”, y agregó que quienes la acusan, deberían revisar mejor sus acciones.