panama-balserosEl gobierno de Panamá decidió otorgar la residencia permanente a los cubanos que se encontraban en ese país haciendo una huelga de hambre por el abandono de las autoridades. La decisión fue tomada por el propio presidente Ricardo Martinelli después de que el canciller dijera que los cubanos debían seguir el proceso legal de asilo.

“Esta decisión se otorgó por razones estrictamente humanitarias y en apego a la normativa vigente. Se hizo con el objeto de ayudar a estas personas a poder regularizar su régimen migratorio y se ha hecho atendiendo a las circunstancias extremas de estas personas y no como práctica común” dijo Álvarez de Soto, ministro de Exteriores de Panamá.

Varios funcionarios panameños han expresado su disgusto con la actitud de los cubanos acusándolos de abuso de la solidaridad dada por Panamá. “los cubanos tienen asilo, permiso de trabajo y se les arregló encuentro con familiares. Me gustaría saber ¿qué protestan?” dijo un funcionario panameño cuando se supo de la protesta.

Los cubanos podrán ahora hacer una vida normal en Panamá, buscar un trabajo y comenzar a construirse un futuro.