Obama puso las cosas claras para los Castro este domingo, dejo claro que era el turno de Cuba hacer algo para mejorar las relaciones entre los dos países, Obama dijo que habían muchas cosas que Cuba podía hacer como: los presos políticos, libertad de expresión y de asociación o algo tan simple como eliminar los altos impuestos sobre las remesas que se envían desde el extranjero, donde las familias cubanas pierden el 20% de las remesas que reciben y este dinero va a parar a manos del gobierno sin ningún impacto en la vida de los cubanos. Esperemos a ver cómo reacciona el gobierno de Cuba que siempre crítica y habla pero nunca hace nada concreto por mejorar las relaciones con Estados Unidos, ni tampoco hace nada por mejorar la vida de sus ciudadanos. Si se mejora este problema de las remesas sería algo muy bueno para las familias cubanas tanto en Cuba como en Miami porque el Gobierno de cuba actúa como la peor de las mafias.