Inauguran embajada de Estados Unidos en Cuba

Un grupo de 16 militares retirados del ejército de Estados Unidos pidieron a la administración de Donald Trump que continúe el proceso de normalización de relaciones con Cuba.

Los militares, todos de alto rango, pidieron a Trump que mantenga las relaciones con Cuba en aras de la seguridad nacional de Estados Unidos y la estabilidad de la región.

“La ubicación de Cuba en el Caribe y la proximidad a EE.UU. la convierten en un socio natural y estratégicamente valioso sobre cuestiones de interés inmediato, incluido el terrorismo, el control de fronteras, la interdicción de drogas, la protección del medioambiente, y la preparación para emergencias”, señalaron los oficiales retirados en una carta entregada al teniente general H.R. McMaster, asesor de Seguridad Nacional del presidente, y hecha pública el jueves.

“Reconocemos que el régimen actual debe hacer más para abrir su sistema político y dialogar con el pueblo cubano. Pero si no somos capaces de participar desde el punto de vista económico y político, lo cierto es que China, Rusia, y otras entidades cuyos intereses son contrarios a los Estados Unidos, correrán a llenar ese vacío”, destacaron.

Seis de los firmantes visitaron Cuba entre el 14 y el 17 marzo y se reunieron con funcionarios de la cancillería y los Ministerios de Energía, Agricultura, Comercio e Inversión Extranjera, por invitación del gobierno cubano. Según trascendió en una llamada con reporteros el jueves, también visitaron el puerto del Mariel y sostuvieron un encuentro con 12 oficiales del Ministerio del Interior.

“Si se sienten desesperados, van acercarse a quienes nosotros no quisiéramos”, agregó el general de brigada David McGinnis, sobre el interés de Estados Unidos para mantener a Cuba cerca.