Cambio Climatico CubaEn el 2008 los huracanes devastaron la costa a sur de Cuba, pero sin llegar a causar las víctimas de un huracán parecido que paso por la misma zona en el 1944, ya que la población había sido evacuada antes de las tormentas. Pero aquellos huracanes dejaron quedan las costas erosionadas.

El mal gobierno de Cuba tiene muchos defectos, pero aunque el país se encuentre asfixiado en una gran burocracia “soviética”, a veces los planes de emergencia son mejores comparados a los de nuestros vecinos caribeños y de América central: siempre se llevan a cabo antes de la temporada de huracanes, evitando (o reduciendo) pérdidas de vidas humadas como paso en Haití y Republica Dominicana.

Pero los planes del régimen no son eficaces contra los daños económicos. Los huracanes Gustav, Ike y Paloma, que pasaron por Cuba en el 2008, causaron daños “oficiales” por 10 mil millones de dólares, una cifra absurda para un país como Cuba y absolutamente evitable.

Preservar vidas humanas es fundamental ante una catástrofe natural, pero Cuba debería empezar a adaptarse a las consecuencias de los cambios climáticos, entre los cuales el aumento del nivel del mar que es una amenaza real para la Isla. Faltan sobretodo campañas de información dirigidas a la población, que todos los días se encuentra carteles con la cara de Castro, de Che Guevara y elogios a la revolución pero no sabe que, al haber huracanes siempre más fuertes, habría que evitar de construir en tierras más elevadas así como siguen haciendo en la Isla. Algo inevitable considerando que el mismo gobierno castrista impide a la gente de poder informarse por su cuenta con medios como Internet u otros.

Estudios conducidos por científicos cubanos sobre la vulnerabilidad de los ecosistemas de la costa en la Isla advierten que el nivel del mar subirá de los 27 hasta los 85 centímetros en los próximos 50 años, con un impacto geográfico enorme, así como con impresionantes consecuencias demográficas y económicas para todos los países del área del Caribe.

En el 2010 el Caribbean Catastrophe Risk Insurance Facility condujo un estudio en 8 países insulares del Caribe, del cual resultó que estos países podrían perder hasta el 9% del PIB por culpa de huracanes e inundaciones causadas por los cambios climáticos. Cuba se encuentra en primera línea, “sobretodo aumentará la frecuencia y la intensidad de los eventos meteorológicos extremos, conectados mayormente a la circulación del agua en el atmosfera, en la superficie terrestre y bajo tierra, entre los cuales no hay solo huracanes tropicales, sino también sequía, inundaciones graves, altas temperaturas y el aumento del nivel del mar.” dijo Gisela Alonso, jefe de la agencia ambiental de Cuba.