Foto: Omara Garcia ACN

Han pasado cinco días desde que los Alazanes de Granma enterraron a los Cocodrilos en una semifinal por 4-1. Desde entonces, Las Tunas e Industriales han estado disputándose el día a día y ya van por cinco partidos. ¿Quién está delante? Por ahora, los Azules de Víctor Mesa. Y digo por ahora, porque eso puede cambiar en el próximo juego 6 en la noche de este martes.

En los dos primeros partidos, parecía que cualquiera ganaría uno u otro. El primer día, Las Tunas levantó un juego que perdía 7-3 en el séptimo inning, sensacionalmente con un rally de seis carreras. Al día siguiente, pulverizaron una ventaja de los Industriales 3-0. Pero, (de nuevo) en el séptimo, cuando los Leñadores lucían sus hachas bien arriba por 5-4, los Azules marcaron tres, y después cinco en el octavo, con un Grand Slam de Alexander Malleta. Final 12-5, ¡regreso a la capital 1-1!

Después, en el juego cuatro, la historia se repitió: Industriales estaba delante 3-0, pero los Leñadores anotaron seis entre el octavo y el noveno.

En todos los partidos hubo jugadas polémicas, donde vimos movimientos que nos sorprendieron para bien, y otros para mal. Por supuesto, tanto Pablo Civil como Víctor Mesa, ambos managers de Las Tunas e Industriales, respectivamente, respondieron por todo eso, pero a nosotros nos quedamos con el sabor amargo de haber tenido que aceptarlo.

Eso sí, no le quepa duda de que, dentro de tantas tácticas y estrategias, varias jugadas suelen salir mal. Pero nosotros, los amantes del juego, esperamos que ninguna se parezca a estas… Vamos a dar un paseo por las más inoportunas:

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

JUEGO 1: VM32 sacó a Freddy Asiel Álvarez del box con el juego 7-3 y un corredor en la inicial. ¿A quién traer de relevo contra Yordanis Alarcón? La orden fue José Pablo Cuesta.

Quizás esta usted y yo también abríamos aplaudido eso, sobre todo si Cuesta no permite el triple de Andrés Quiala y tranca el inning. Pero la lógica se rompió más tarde, cuando VM32 mandó a la lomita a Vladimir García, cuando ya era tarde… Esto es lo criticable: O traes a Cuesta sin corredores en bases… O evitas el rally y te la juegas con Vladimir. Al final, VM32 quitó a Freddy Asiel porque el diestro se molestó con el conteo del umpire de home, Blas Guillén. Al final, una derrota por 9-7 fue bastante bochornoso.

JUEGO 2: ¿Qué has hecho Pablo Civil? En el séptimo inning el juego está 5-5, hay dos outs, y Yordanis Samón viene de emergente por los Industriales. Hay corredores en tercera y segunda… así que lo lógico es darle un boleto intencional al crudo bateador granmense. ¿Era lógico o no? Civil no lo creyó así. Puso a Yosimar Cousín a retarlo y el novato se portó valiente, pero lanzó una curva que Samón alcanzó casi sacando un swing de la tierra. Fue un hit decisivo para poner el juego 7-5 y, un inning más tarde, los Azules pudieran rematar 12-5.

JUEGO 3: Civil juega de nuevo con Andrés Quiala en el último puesto de la alineación. Eso le costó, quizás, que Danel Castro, quien bateó de 4-2, llegara en esas dos oportunidades con bases limpias. Al final, la alineación de los Leñadores no pudo atacar al zurdo Misael Villa, y el segundo en el orden, Jorge Yhonson, llave del team, se fue de 4-0 y cerró la noche en total de 13-2. Lo contrario sucedió con Quiala, quien tenía de 8-5 con cuatro empujadas en los primeros dos partidos.

JUEGO 4: VM32, ¿Por qué dejaste que Vladimir García retara a Danel Castro?… Pues, el Leñador Mayor, sonó un cañonazo al left field, y entonces los tuneros se sentían dueños del Coloso del Cerro. Al final, ganaron por 6-3, y Vladimir cargó con el revés, además de tres limpias, igual registro en hits admitidos y dos bases.

JUEGO 5: ¿Por qué no dar una oportunidad a Leonis Figueredo en el line up? Cuando los Leñadores estaban perdiendo por 4-0 y a tres outs de permitir un no hit-no run, un doble de Figueredo se unió con el sencillo previo de Yunior Paumier para alentar a los tuneros 4-2. ¿Jorge Yhonson no debería ir a la banca con promedio de .105 de 19-2?

Como lo indica el ¡playball!, si de béisbol se trata, será imposible ponernos de acuerdo, así que esperemos a ver qué sucede en el juego 6 y polemizar sobre todo lo que es pasión de los cubanos: ¡El béisbol!