Los dueños de un taller en Hialeah se tomaron la justicia por su cuenta y golpearon a un ladrón que intento robarles.

La policía arrestó luego más tarde al ladrón y su cómplice, acusados de robar varias veces en un taller de mecánica de botes en Hialeah.