Durante la Cumbre del G7 que se llevó a cabo este sábado en Canadá, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha dejado claro que hará lo que sea necesario para que Estados Unidos tenga “relaciones justas” con otros países. El presidente Trump añadió que los días que los demás países se aprovecharan de EEUU “se han acabado”.

En cuanto a su futuro encuentro con el líder norcoreano Kim Jong-un, Trump dijo que le tomará un minuto saber si el líder coreano es sincero y realmente desea negociar con EEUU; añadiendo que si Kim Jong-un no es honesto, el no piensa perder su tiempo.

En otro orden, Trump insistió en que sería bueno que Rusia volviera a ser parte del G7. “no he hablado con Putin desde hace tiempo”, dijo Trump. Sin embargo, su opinión sobre el regreso de Rusia el G7 es que “sería bueno para el mundo, para Rusia, para Estados Unidos y para los países del G7”.

Mientras Trump insiste en el reingreso de Rusia, el ministro de relaciones exteriores ruso, Serguéi Lavrov, aseguró que Rusia “nunca” ha solicitado ser readmitida al G7. “Nunca hemos pedido a nadie ser readmitidos”, dijo Lavrov al Canal Uno de la televisión rusa.

Serguéi Lavrov , hizo recordar que cuando el G8 decidió la expulsión de Rusia en el 2014, Moscú se lo tomó ligeramente enfocando sus esfuerzos en el G20. “Trabajamos muy bien en otros formatos, como la OCS, el grupo BRICS y sobre todo el G20, donde comparten nuestras posturas. Y en el marco del G20 los ultimátum no bastan, hay que llegar a acuerdos. El G20 es un mecanismo para el consenso y creo que es el formato con mayor perspectiva de futuro”, señaló Lavrov.