Hay una realidad que muchos cubanos en Miami no quieren ni escuchar mencionar y es el tema de la deportación. Para muchos los cubanos somos no de portables pero esto no es totalmente cierto, Estados Unidos deporta anualmente entre 50 y 70 cubanos y según cifras en el último año han ido en incremento. Es bueno que los cubanos que vivimos en Miami sepan que si somos de portables y que solo basta cometer un delito grave para que inmigración nos coloque en la lista de personas con orden de deportación. Lo único que diferencia a los cubanos de otros países es que Cuba se niega a aceptar a los deportados por lo tanto el gobierno de Estados Unidos los deja vivir hasta que un día haya un cambio en Cuba. El día del cambio en Cuba llegara y muchas familias en Miami se verán afectadas por la separación nuevamente, por eso los cubanos debemos aprovechar la oportunidad que se nos ha dado y no cometer ningún delito que provoque una deportación.