cubanos-fraude-medicare-sUn joven cubano naturalizado en Estados Unidos se declaró culpable de estafa al Medicare y podría enfrentar una condena de hasta 6 años. Eduardo Pérez de Morales fue arrestado por las autoridades federales por servir de intermediario en las actividades ilegales de su hermano mayor que actualmente se encuentra prófugo de la justicia según reporto El Nuevo Herald.

Los dos hermanos facturaron $238 millones obtenidos mediante estafas al Medicare a través de compañías falsas en Canadá y luego mandarlos al secreto sistema bancario de Cuba. El gobierno de Estados Unidos describió la operación de los dos hermanos como un enorme y complejo sistema de estafa y lavado de dinero donde por primera vez se conecta a estafadores al sistema Medicare con el sistema bancario cubano.

“Estamos hablando de $238 millones en transferencias fraudulentas, es decir una asombrosa cantidad de dinero. Este acusado ha viajado con frecuencia al extranjero, tiene lazos muy estrechos con Cuba, y tiene todos los motivos para intentar escapar dado la magnitud de la estafa. Es posible que el acusado pueda unirse a su hermano” dijo el juez Lurana Snow en una audiencia de fianza.

El dinero era lavado a través de la compañía Caribbean Transfers que se dedicaba a hacer envíos de dinero a Cuba desde el extranjero con base en Canadá.