Un cubano que se encuentra por 50 días en el aeropuerto de Costa Rica solicitando asilo a ese país. Este cubano dice que los primeros 5 días de su arribo fueron un infierno y que después las cosas han mejorado algo aunque se encuentra todavía sin poder salir del lugar. Las autoridades no le han dado respuesta sobre su petición de asilo.