Unas imágenes compartidas en las redes sociales de la hija menor del presidente, Tiffany, ella y la asesora presidencial, Ivanka Trump aparecen en bikini lanzando besos al ritmo de la canción “¡Oh Holly Night”, mientras posan frente a la piscina de Mar-a-Lago.

El vídeo publicado con intención de desear una feliz navidad a sus seguidores termino siendo objeto de polémica.

“Usted y su familia están tan fuera de contacto con la realidad. Disfruten de sus vacaciones mientras la gente lucha todos los días” dijo uno de los mensajes críticos.

“Ugh. Espero que mis impuestos no vayan a este lío”. Y uno más se lamentaba diciendo que “Esto no puede ser real. Por favor díganme que esto no es real. ¿Alguien? ¿Alguno?”.

“Lamento no haberte visto en el refugio para personas sin hogar entregando regalos de Navidad.” dijo otro.