Según datos registrados por la Oficina del Historiador, y publicadas por CubaNet.org, de las 23 mil viviendas construidas dentro del perímetro del Centro Histórico, el 45,3 % no reúne las condiciones de habitabilidad adecuadas, y cerca del 42 % de la población reside en ellas.

Este dato se traduce en que casi 11 mil habaneros viven en condiciones de insalubridad, hacinamiento y riesgo de derrumbes parciales o totales.

A pesar de las inversiones para restaurar las instalaciones que ahora se explotan para el turismo por la oficina del Historiador de la Ciudad, los alrededores se encuentran en condiciones pésimas con sus residentes vivienda en condiciones que rayan en lo inhumano.

Muchas de esas viviendas han sido declaradas inhabitables pero la mala situación de la vivienda tiene a miles de cubanos viviendo en esas condiciones.