Migrantes, en su mayoría hondureños, en camino a los Estados Unidos, forzaron su entrada en territorio mexicano a través de la frontera de Guatemala con México.

El grupo de más o menos 3000 migrantes, ha hecho su trayectoria desde Honduras, hasta decidir temprano que intentarían llegar todos juntos al puente donde se encuentra el cruce de ambos países.

“¡Somos hondureños, no somos traficantes, somos inmigrantes!”, gritaban varios mientras avanzaban hacia el cruce fronterizo.

“¡Sí se puede! ¡Sí se puede!”, coreaban otros.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Mexico intentó reforzar sus fronteras, pero solo una valla separaba a los dos países. Ante la ola de miles de inmigrantes las fuerzas mexicanas poco pudieron hacer para mantenerlos detrás de la valla.

Las imágenes son impresionantes.

El presidente estadounidense Donald Trump ha advertido que no aceptará a los migrantes en territorio americano, y pidió apoyo de los países centroamericanos en contener sus fronteras.