La cantante estadounidense Justine Skye, que interpretó el himno nacional en el juego local de los Nets de Brooklyn (NBA) se arrodillo durante su presentacion en senal de protesta por lo que esta sucediendo en la NFL.

Skye recibió tanto aplausos como pitos de la multitud, pero afirmó en una publicación de Instagram que se sintió obligada a unirse a las protestas de himnos de las que algunos jugadores de la NFL han participado, con el objetivo de llamar la atención sobre la injusticia racial en Estados Unidos.

“Me sentí un poco temblorosa al final”, explicó en la descripción del video y agregó: “Me sentí incómoda al cantar el himno y probablemente nunca volveré a ser invitada a cantarlo, pero tuve que arrodillarme para el primer juego de mi ciudad y dejar que mi voz se escuchara”.

La disputa por usar el himno para protestar por los problemas raciales en Estados Unidos se ha extendido despues de que el presidente Trump se enfrentara a los jugadores de la NFL.