Los envíos de petróleo de Venezuela a Cuba cayeron casi un 13 por ciento en el primer semestre del año, según documentos de la estatal petrolera PDVSA a los que tuvo acceso Reuters.

La mayor parte de la reducción en los envíos de 2017 se concentró en el petróleo destinado a las refinerías cubanas, que bajo en un 21 por ciento a 42.310 barriles por día (bpd), según los documentos.

En total, PDVSA envió a Cuba un promedio de 72.350 bpd de crudo y productos en la primera mitad del 2017, casi un 13 por ciento menos que en el mismo periodo del año pasado, de acuerdo con reportes comerciales internos de PDVSA.

La baja en los envíos de petróleo ha provocado el racionamiento de combustible y electricidad en Cuba, cuya economía depende en gran medida de Venezuela bajo una serie de acuerdos bilaterales de cooperación firmados a partir del año 2000 entre los fallecidos expresidentes Hugo Chávez y Fidel Castro.