(EFE). Según un reporte de la Policía Nacional Española, han sido detenidos cinco miembros de una banda latinoamericana con amplio historial de robos mientras intentaban atracar una entidad bancaria de Cartagena (Murcia, España). Se trata de tres colombianos, un mexicano y un cubano, todos ellos con edades comprendidas entre los 21 y los 61 años de edad.

Se les imputan un total de 15 delitos de hurto cometidos por toda la geografía española y así consta que se han hecho con 64.000 euros en Guadalajara; 42.000, en Albacete; unos 13.000, en Toledo; 10.000, en Valencia; 7.000, en Cartagena (Murcia), y 5.000, en Cádiz.

Cuatro de los detenidos se encontraban en situación irregular en territorio español y les constaban varias requisitorias judiciales, prohibición de entrada al Espacio Schengen por Italia, y uno de ellos, una extradición solicitada por Alemania.

Se trata de una banda criminal itinerante, con 25 detenciones anteriores, que ya había actuado en Orense, Guadalajara, Bilbao, Lugo, Córdoba y Lérida, utilizando distintas técnicas de engaño.

La detención se produjo cuando la policía detectó la presencia de siete latinoamericanos en dos vehículos, que pasaron varias veces frente a una sucursal bancaria, siendo identificado uno de ellos como el autor de un hurto de 7.000 euros a un anciano en junio.

El grupo, tras dejar los vehículos estacionados en doble fila, entró de forma escalonada en la entidad. Una vez en el interior, cada uno se distribuyó por la entidad desempeñando un rol diferente, de modo que, cuando uno de ellos pudo ser asistido en el despacho del director, otro formó un alboroto cerca de la puerta, donde otro previamente había dejado caer un excremento animal.

Tras conseguir su botín, todos los integrantes salieron de la oficina en distintas direcciones sin percatarse de que les estaba esperando la policía en la puerta. La autoridad judicial ha ordenado el ingreso en prisión de los cinco arrestados.