El tan esperado y ampliamente filtrado edición especial del iPhone esta aquí finalmente, y se llama el iPhone X.

Este nuevo teléfono super buque insignia de Apple cuenta con una pantalla de borde a borde con una muesca en la parte superior para dar cabida a la cámara frontal y nuevos sensores Face ID. El CEO de Apple, Tim Cook, hizo la introducción del nuevo dispositivo con las siguientes palabras:

“En la última década, hemos avanzado con la innovación, llevándonos a este momento, cuando podemos crear dispositivos que son mucho más inteligentes, mucho más capaces y mucho más creativos que nunca”.



El iPhone X tiene vidrio en el frente y la parte posterior, y tiene acero inoxidable alrededor de los lados como el que se utiliza para procedimientos quirurgicos. Viene en dos colores: gris espacial y plata. También tiene una visualización más alta con una densidad de píxeles (458ppi) la cual Apple califico como una pantalla Super Retina.



Mide 5.8 pulgadas de diagonal y tiene una resolución de 2436 x 1125. También es la primera pantalla OLED que es, en palabras de Phil Schiller, “la primera pantalla OLED lo suficientemente espectacular como para estar en un iPhone”. iPhone X también tiene la tecnología True Tone.

Apple ha omitido el botón de inicio por primera vez, reemplazándolo con un golpe hacia arriba desde la parte inferior del teléfono. Junto con el botón de inicio, que utiliza para albergar el sensor de huella dactilar Touch ID, Apple también está dejando atras la autenticación de huella digital.

El nuevo método se llama Face ID y hace lo que el nombre sugiere: desbloquea el teléfono sólo con mirarlo. Se basa en la tecnología en la muesca en la parte superior del teléfono: combina un sistema de infrarrojos con la cámara frontal y un iluminador que emite una luz en la cara para ayudar a ser reconocido incluso en la oscuridad.