El representante del Servicio de Guardacostas de EEUU permanece en su puesto en la embajada del país en La Habana, tras ser considerado como una pieza clave en la legación, reporta Martí Noticias.

“Está en su puesto de trabajo en la embajada en La Habana”, afirmó el capitán de fragata Luis Rodríguez, del distrito 7 de la Guardia Costera, del sur de la Florida.

El funcionario, que ostenta el grado de Capitán de Fragata, es el enlace entre ambos países en los que a emigración legal y lucha antidrogas se trata. El puesto fue creado en 1995 por Bill Clinton para combatir el tráfico de drogas en el Caribe.

Esta es la primera vez que se revela el cargo de un miembro que el personal norteamericano considera clave para seguir desarrollando sus funciones en La Habana.