El fisoterapeuta Ariel Guzmán, viajó a Venezuela como miembro de la misión médica cubana Barrio Adentro, pero su propósito era pasar a Colombia para acogerse al programa de parole para profesionales médicos de Cuba.


Luego de obtener la visa colombiana no pudo viajar a Colombia por carecer de los recursos monetarios necesarios para seguir viaje, entonces desertó de la misión médica cubana, aunque continuaba en Venezuela, hasta obtener el dinero necesario.

Pero lo que planeaba se esfumó cuando el Gobierno de Estados Unidos eliminó el Programa de Inmigración Profesional para Médicos Cubanos, este programa permitía a los médicos de la isla solicitar visa de entrada a Estados Unidos mientras estaban en el extranjero.

“A veces muchos cubanos abusaron, pero el Programa Parole es algo aparte, porque si un médico cuando deserta no puede entrar en 8 años en su país, qué mayor violación de los Derechos Humanos quieres”, señala Ariel.