Canadiense con jóvenes cubanas en su fiesta privada en La Habana (Imagen tomada de Twitter/
Calvin Ayre)

Un empresario canadiense que se hace llamar Calvin Ayre ha desatado una ola de críticas en las redes al publicar fotos de una fiesta privada en una lujosa residencia en La Habana, donde se ve junto a un grupo de jovencitas cubanas en bikini, el extranjero de 57 años también publicó un vídeo que para muchas denigra la imagen de la mujer, en donde se ve a las muchachas bailando provocativamente para ser captadas en cámaras.


En un primer post en Twitter, el canadiense escribió junto a las cinco chicas: «tomando ron con el equipo de baile cubano en La Habana», en su otra publicación aparecen las jóvenes de aspecto adolescente haciendo lo que se conoce como «twerking» en la «pool party» (fiesta de piscina).

El vídeo cuenta con 225 mil reproducciones e hizo estallar de ira a los usuarios en Twitter, quienes sugirieron eran imágenes espeluznantes del empresario y adolescentes cubanas, resaltando el carácter obsceno de la publicación.


El usuario Derek McMahon escribió que Ayre, quien es ciudadano canadiense pero reside en Antigua y Barbuda es un «enfermo» al igual que un pedófilo, y poco profesional como hombre de negocios.

Laura Lujan mencionó que la chica de la izquierda es «claramente menor de edad» y para Crypto G, bien puede ser una niña de diez años por su físico.

https://twitter.com/LauraDynamite/status/1106627242392580101

Oliver Knight pidió a la Interpol y a la policia canadiense poner los ojos sobre el «empresario», defensor del bitcoin.

Calvin Ayre primero respondió alegando que las chicas eran «adultas», y luego groseramente sugirió a los usuarios que dejaran de ver sus redes sociales, si no estaban de acuerdo con el vídeo.

El canadiense comentó que lo asesoran para invertir su dinero en Cuba, y publicó más tarde una foto brindando en una posible cena con una de las chicas que bailó en su fiesta.