Desalojo en Hialeah

Una madre con su hijo que llevaba más de un año sin pagar el alquiler fue a ser desalojada y todo terminó en una pelea.


La mujer lleva 14 meses sin pagar y tiene una una orden de desalojo desde agosto que no había podido ser ejecutada por la pandemia.

Los propietarios aprovecharon que la inquilina se ausentó por unos días para sacar sus pertenencias y cerrar la puerta.

La inquilina morosa llamó a la policía porque no podía entrar a la casa.

«Son personas que están viviendo a costilla de los dueños cuando esas son personas que pagan impuestos y pagan su propiedad» dijo un familiar de los propietarios a Telemundo 51.

Los propietarios denunciaron que la propiedad estaba destruida y que a causa del mal olor recibieron autorización de la policía para sacar las pertenencias.


La policía de Hialeah se encuentra investigando para determinar quien dio la orden de desalojo porque hasta el 31 de marzo hay una moratoria que impide sacar a los morosos de la propiedad.