Un grupo de balseros cubanos tocó tierra en los Cayos de la Florida sumando así al aumento de llegadas e intercepciones en el mar por las autoridades estadoundienses.

Varias unidades de bomberos y agentes de la policía llegaron al lugar para brindar asistencia a los cubanos que después fueron entregados a la Patrulla Fronteriza.


En lo que va de año fiscal la Guardia Costera ha reportado un incremento considerable de los cubanos intentando llegar a Estados Unidos sumado a los que entran por la frontera sur.