Brutalmente agredidos los cubanos que se manifestaron en México por la visita del dictador Miguel Díaz-Canel/Imagen tomada de redes sociales

Simpatizantes del régimen castrista agredieron esta mañana a cubanos que ejercían su derecho a la libre manifestación frente a la Embajada de Cuba en Ciudad de México, ante la visita del dictador Miguel Díaz-Canel a ese país, en el marco de las festividades por la independencia de la nación azteca.


El periodista e investigador José Raúl Gallego posteó en sus redes un vídeo en el que expresa su decepción ante la ola de violencia suscitada por los contra manifestantes, partidarios del castrismo.

«Bueno estamos aquí, primera vez que pasa algo así a las manifestaciones a las que venimos, nos han agredido, vinieron y nos arrebataron los carteles, es primera vez que pasa algo así. Esto es lo que genera la presencia de Díaz-Canel, en un país donde existe el derecho a la protesta, donde cada quien puede salir pacíficamente a protestar, a decir lo que piensa, porque hay libertad de expresión. Sin embargo esas personas que posiblemente no sepan ni lo que es Cuba, que posiblemente ni saben qué están defendiendo, han venido, han tirado golpes, han arrebatado carteles», reveló Gallego.

«Lo sucedido en la embajada de Cuba en Ciudad de México esta mañana ha sido detestable. Los presidentes son funcionarios públicos. Se deben al pueblo. Los integrantes del personal diplomático también son funcionarios públicos. Se deben al pueblo», lamentó otra de las jóvenes manifestantes, Anet Hernández Agrelo, egresada de un doctorado en la Universidad Iberoamericana.

«Los de Cuba no solo se escondieron tras las rejas de la embajada, se montaron un circo para que sus «aliados» los defendieran frente a unos pocos cubanos que reclamaban sus derechos», añadió.

«A pesar de esa mierda, lo que ha salvado el día es el orgullo inmenso que he sentido por esta mujer y por este hombre. Los monstruos que me tocaron Anamely Ramos González José Raúl Gallego», concluyó.


«De todo lo ocurrido (que fue espantoso) frente a la sede de la embajada cubana en México; dónde un grupo de simpatizantes de un régimen asesino, que viola constantemente los derechos más fundamentales de los seres humanos. Personas que no son capaces de imaginar el horror que se siente vivir en un sistema totalitario que te aplasta por el sólo hecho de exigir un futuro mejor. De todo lo ocurrido hoy en ese lugar, yo me quedo con Anamely Ramos González y José Raúl Gallego, me quedo con todo ese coraje derrochado por estos dos gigantes», sostuvo el periodista independiente Héctor Valdés.

«Me quedo con el valor de todos los muchachos que los acompañaban. Me quedo con el reportaje periodístico de Claudia Padrón Cueto, que temblorosa y con el miedo de ser agredida por esa horda siguió minuto a minuto lo que ahí pasaba. Me quedo con el valor de hermandad que tiene el chico adolescente mexicano golpeado y me quedo con el amor de su madre», sentenció.

«Con todas esas cosas me quedo, no con la ceguera causada por el odio que destila el Comunismo. No me da vergüenza la tierra mexicana, me da asco su presidente.Bravo muchachos!!! La patria los contempla orgullosa», puntualizó.