Tras varios años de planificación, Cuba ya tiene creadas las condiciones para que la Zona Especial de Desarrollo Mariel comience a funcionar como una de las entradas económicas más fuertes de la isla, según informa El Nuevo Herald.

Actualmente, 27 compañías de países como Panamá, Brasil y España, por citar algunos, ya tienen autorización para establecerse en la zona, que cuenta con alrededor de 115 mil acres de terreno.

“Creo que el Puerto del Mariel representa la posibilidad de una revolución industrial para Cuba”, dijo el exmandatario brasileño Lula Da Silva, al ser invitado por Raúl Castro a recorrer las instalaciones en el 2014.

Hasta el momento, el Mariel se ha convertido en uno de los mayores puertos de Cuba por sus más de 2 mil pies de muelles.

“Algunas veces hay alguna confusión, especialmente entre los norteamericanos. Ellos ven la zona como un puerto. La zona tiene una ventaja competitiva, que es la existencia del puerto, pero es mucho más que un puerto”, dijo Ana Teresa Igarza, directora de la zona especial.

La diversidad de empresas que quieren establecerse en ese punto contribuirá a impulsar la economía del país y servirán de enganche para que otras también queiran sumarse a la codiciada nueva zona de desarrollo económico del Caribe.