El boxeador cubano Yuriorkis Gamboa no aguantó el ritmo de pelea del mexicano Robinson Castellanos y se retiró en el séptimo asalto donde la victoria a su oponente.

Gamboa fue a la lona en los asaltos tercero y cuarto y se puso por debajo en la puntuación desde el inicio del combate. Se le vio lento y falto de “piernas” sin la explosividad y pegada que lo caracteriza.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Para sus seguidores fue decepcionante ver a Gamboa no salir a pelear en el séptimo asalto, pero el conoce su cuerpo y sabe hasta dónde podía dar, de nada servía continuar y seguir recibiendo castigo de Castellanos.

La derrota de Gamboa fue una sorpresa para todos, muchos creían que después de esta pelea sería el regreso del Ciclón de Guantánamo pero no fue así.