El tercera base de los Astros de Houston, Yulieski Gurriel visitó el lunes 12 de marzo la Casa Blanca, en una ceremonia en la que el presidente estadounidense Donald Trump recibió y homenajeó al actual equipo campeón de la Serie Nacional de la MLB.

En uno de los momentos del recorrido, el pelotero cubano compartió en Twitter una imagen broma donde se le podía ver en el Despacho Oval frente a un micrófono como un político que apuesta por la candidatura a la presidencia de Estados Unidos, como lo hicieron otros de sus compañeros.

Los Astros de Houston regalaron a Trump una camiseta con el número 17, y el presidente declaró sentirse honrado de recibir la plantilla que ganó en noviembre del pasado año, su primer título en una serie mundial.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Recientemente Gurriel de 33 años fue operado por una lesión en su mano, y por lo que hemos visto en sus historias de Instagram se encuentra en recuperación, ya asistiendo a un gimnasio.

Por ironías de la vida, las circunstancias cambian, y las personas también, quizás algunos cuestionen esta faceta del inicialista cubano, cuando ahora conoce a Donald Trump, y en 2006 fue recibido por Fidel Castro en La Habana, dos figuras que de Castro estar en vida hubiesen sido totalmente antagónicas.

Gurriel en su primera campaña en Grandes Ligas, bateó .299, empujó 75 carreras, dio 18 jonrones, 43 dobles y un triple, también se lució en la postemporada de 2017, cuando bateó .304, y en la Serie Mundial que despachó dos jonrones, cumpliendo expectativas.

(Con información de Diario de Cuba)