Con apenas una mochila y 16 años de edad, la cubana Yali Nuñez llegaba a Estados Unidos en manos de unos coyotes que la ayudaron a cruzar la frontera junto a su familia sin imaginar que llegaría a convertirse en la vocera del Partido Republicado del nuevo país al que emigraba, reporta EFE.

Nuñez, de 30 años, se unió en mayo al Comité Nacional Republicano para ganar la confianza de los latinos y poder obtener su voto en las elecciones legislativas de 2018.

“Estamos yendo por territorios, conociendo las preocupaciones de las diferentes comunidades, no son las mismas las preocupaciones de un venezolano, que de un cubano o un colombiano”, aseguró.
Su línea de trabajo está enfocada en diseñar la estrategia de comunicación del Partido para la comunidad hispana, mimo que ayudó a Trump a ganar las elecciones.

Fue de esta manera que Nuñez comenzó a identificarse con la política migratoria de Donald Trump.

“No podemos pretender que esta sea una nación que todo el tiempo nada más tenga las puertas abiertas en absoluto a la ilegalidad, porque entonces no sería la gran nación que es, no sería una nación de inmigrantes”, subraya Núñez, que asegura que el Gobierno de Trump busca “promover una inmigración segura”, dijo.