Desde inicios de mayo, la Western Union en Cuba se ha visto afectada para cumplir con el pago de todo el dinero que se envía desde el exterior, principalmente de Estados Unidos, hacia la isla, reseña Cubanet.

Un ejemplo de la incompetencia de la empresa fue el pasado Día de las Madres, cuando las colas eran interminables y la mayoría de la gente no alcanzó a recibir las remesas.

“Los compañeros de SEPSA encargados de abastecer con cucos las cajitas fuertes, ni se dan por aludidos ante la colosal insuficiencia para estas fechas (…) ya hemos informado antes y repetidamente del asunto sin resultado (…) dense Uds. una vueltita otra vez para fin de año, para que vean el mismo panorama de gente gritando y con razón”, dijeron algunas funcionarias de la entidad.

La situación, que ocurre en no pocos lugares del país, ha enfurecido a los cubanos, y sobre todo a aquellos que dependen de los envíos de dinero del exterior para poder llevar un plato de comida a la mesa.