Un vuelo de Delta desde la ciudad de Nueva York a Seattle tuvo que hacer una parada en Billings después de que los baños del avión dejaron de funcionar y los pasajeros no pudieron aguantar más.

The Billings Gazette informa que el vuelo directo se desvió cientos de millas al sur el sábado por una emergencia en el baño.

Delta dijo que, al aterrizar en Billings, el avión tuvo que ir a un área de carga porque no había una puerta disponible. Delta dijo que los equipos de tierra hicieron rodar una escalera hacia el avión para que los pasajeros pudieran “desembarcar para poder ir al baño”.

Un vuelo desde la ciudad de Nueva York a Seattle puede tomar alrededor de seis horas.