Autoridades de varios países han alertado sobre una nueva ruta de entrada para extremistas islámicos en Venezuela.

Esas personas habrían llegado a los aeropuertos internacionales de Brasil, y después de un tiempo se desplazaron a la zona fronteriza con Venezuela, país santuario que intenta alcanzar para coordinar su desplazamiento a México y luego seguir su itinerario hacia los Estados Unidos.

“Cerca de cuarenta personas supuestamente vinculadas al extremismo islamista entraron ilegalmente en diferentes viajes a Venezuela desde Brasil por el puesto fronterizo próximo a Santa Elena de Uairén” dijo un reporto de Infobae.

El Gobierno venezolano no lucha de manera honesta contra la criminalidad ni cumple con los compromisos internacionales, sostiene Gyoris Guzmán, ex director de la Oficina contra el Terrorismo de Venezuela.

“En Venezuela hay una total falta de compromiso del Gobierno para una lucha sincera y acertada contra la criminalidad”, indicó Guzmán, advirtiendo que el régimen chavista “incumple sus propios compromisos internacionales adquiridos con Naciones Unidas o con organismos regionales como UNASUR y MERCOSUR. “Es la ausencia por completo de un Estado”, sentenció a la prensa española.

“Acuerdos secretos del chavismo para acoger en territorio venezolano células de Hezbollah, el grupo político-terrorista chiita de origen libanés y patrocinado por la República Islámica de Irán, han sido verificados por mi oficina”, reportó El Mundo.