La mansión utilizada por Tony Montana en la película Scarface se vendió por 34 millones de dólares. La mansión llamada El Fureidis se encuentra ubicada en Montecito, California aunque en la película se hacía creer que se encontraba en Coral Gables.

Scarface se volvió muy popular en Estados Unidos describiendo una parte de la historia de la emigración de cubanos a Estados Unidos y el tráfico de drogas en la ciudad de Miami. Varias de las escenas de la película fueron filmadas en esa casa como el casamiento de Tony Montana.