Vecinos de la Pequeña Habana se quejan de estar viviendo entre cucarachas y sin electricidad.

Unas 22 familias residentes en un edificio ubicado en el 220 de la avenida 18 en el suroeste de Miami se quejan de las condiciones en las que están viviendo.

El dueño de la propiedad no ha dado ninguna explicación a los residentes ni cuándo va a estar solucionado el problema.