cuba-union-europeoEl próximo lunes, los ministros de Exteriores de la Unión Europea darán oficialmente el mandato al Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad Común, Catherine Ashton, para negociar “un acuerdo político y de cooperación con Cuba. La Unión Europea quiere enviar una señal a la pequeña isla del Caribe. Las negociaciones con Cuba incluirán normas de derechos humanos, relaciones comerciales y económicas.

Las relaciones de la UE con Cuba han estado fluctuando durante los últimos veinte años. La última posición común de Europa hacia Cuba se remonta a 1996, cuando los gobiernos europeos han condicionado los progresos en las relaciones políticas a una mejora del respeto de los derechos humanos. En 2003, la UE suspendió las relaciones con Cuba después del arresto de 75 disidentes políticos. Las relaciones se reanudaron en 2008, cuando los mismos disidentes fueron liberados.

Ver Más
Expertos aseguran que Cuba no es prioridad para Trump

La idea de un acuerdo político y de cooperación existe desde 2012. Actualmente, de los 28 estados miembros de la UE, 20 tienen una relación formal con Cuba. Hace menos de dos años atrás eran apenas 14. “El aumento demuestra un acercamiento general”, dice un representante de la UE. “Esto no quiere decir que las próximas negociaciones serán fáciles. El uso que el régimen hace de un sistema de detenciones a corto plazo son un tema que no le gusta a muchos gobiernos europeos”.

Ver Más
Revista Bloomberg coloca a Cuba por encima de Estados Unidos como país más saludable

En los últimos meses, algunos países de Europa centro-oriental han hecho hincapié en la importancia del respeto de los derechos humanos. “No espero que las negociaciones con Cuba sean rápidas”, añade el exponente de la UE. Algunos diplomáticos esperan que los negociados puedan terminar a finales de 2015. Uno de los países que más hizo presiones para lograr el inicio de estas negociaciones ha sido España, que debido a la crisis económica, está tratando de fortalecer sus lazos políticos y económicos con América Latina, a la que está conectada por razones históricas y de idioma.