Según informó Shareably, una mujer de North Carolina que ganó el Powerball, y pensó que todos sus problemas habían terminado, no fue el caso, cuando su pastor la demandó más tarde por $ 10 millones de dólares.

Marie Holmes ganó $ 188 millones en la lotería de North Carolina Powerball y se llevó $ 127 millones. La madre de cuatro hijos estaba luchando para pagar las cuentas de sus hijos y trabajó en varios trabajos para mantener la casa a flote.

Kevin Matthews, un pastor local que le había dado orientación espiritual y asesoramiento a Holmes, dijo que él y Holmes habían accedido verbalmente a una gran donación para ayudar a Matthews a comprar tierras.

Holmes y Matthews habían planeado inicialmente comprar tierras juntos para un centro de jubilación por sugerencia de Matthews, y él había pedido entre $ 1 millón y $ 2 millones de Holmes para facilitar el trato.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Holmes pagó a Matthews $ 700,000 por la compra de la tierra, pero Matthews consideró que el acuerdo verbal lo facultaba para más. Él decidió demandar.

“Solo quiero que haga lo que dijo que iba a hacer”, dijo Matthews, según Centric TV.

“Quiero paz y hacer lo que Dios me dijo que hiciera. Quiero que haga lo que dijo que haría. Realmente me siento como un guerrero por Cristo, y las personas deben ser responsables”, argumentó.

Matthews dijo que tuvo que aumentar la dosis de varios antidepresivos y otros medicamentos como resultado de sus problemas con Holmes.

“Me sorprendió, y creo que un tercero la convenció de hacer eso”, añadió. Matthews dice que se pregunta si fue la tía de Holmes quien estuvo detrás de la decisión, ya que fue nombrada presidenta ejecutiva de un fondo de la mujer.

Según un informe de Black Web America, Holmes ahorró casi $ 21 millones para mantener a Lamar McDow, su novio, fuera de la cárcel.

También le compró a su madre una casa en Seattle, Washington, y compró un negocio para que asumiera su prometido.

(Con información de Mundo Hispánico)