Un hombre de Mesa en Pheonix, Arizona que se hizo pasar por un oficial de policía fue arrestado después de que intentó detener a dos policías del Departamento de Seguridad Pública en la ruta estatal 51 el miércoles por la tarde.

Según el reporte, dos policías en un Mustang amarillo sin identificación conducían a lo largo de la SR-51 cuando observaron un Dodge Charger negro equipado con luces de emergencia de estilo policial visibles a través de la ventana trasera. Los agentes ejecutaron un control de registro y comprobaron que el vehículo pertenecía a un ciudadano privado, lo cual les llamó la atención.

Poco después, el conductor del Dodge activó las luces intermitentes e intentó detener a los agentes. El chofer gesticulaba y gritaba a los agentes, desde dentro del auto, pero ya con las luces de emergencia apagadas. Los agentes entonces se colocaron detrás del Dodge y encendieron las luces del Mustang, indicando al chofer que debía arrimarse.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

De acuerdo con documentos judiciales, una vez que el sospechoso se detuvo, el policía se acercó al automóvil y notó que el conductor, Matthew Allen Disbro, de 44 años, vestía un uniforme de seguridad con rayas de sargento. También llevaba un cinturón de pistola con pistola, esposas y gas pimienta.

Mientras miraba dentro del Charger, el policía notó una caja de sirena, luces estilo policía, una radio de la policía, un chaleco de estilo táctico con una porra y un cuchillo, dijo el papeleo de la corte.

Disbro fue arrestado por hacerse pasar por un oficial de policía.

Durante una entrevista con detectives, el sospechoso supuestamente dijo que encendió las luces rojas y azules porque creía que los agentes conducían demasiado rápido.

Desde entonces, su vehículo fue confiscado como evidencia, según documentos judiciales.

“Los automovilistas deben sentirse seguros de que cuando son detenidos por la policía, están tratando con un oficial certificado por el estado. El comportamiento criminal como el exhibido por el sospechoso, daña la confianza del público y hace que sea difícil para los policías y otros agentes del orden público realizar su trabajo “, dijo el comandante de AZDPS, Deston Coleman, de la División de Patrulla de Caminos.