Un cubano que trabaja como chofer de Uber en Tampa denuncia que fue agredido por no hablar correctamente inglés.

Armando Valdés, como se llama el chófer cubano aparece en un vídeo grabado por otra persona en la que se ve como el cliente asegura que no va a pagar porque él no puede entender ni una palabra de lo que él ha dicho.

El cliente que ya parece haber llegado a su destino le repetía que estaba acabado mientras tomaba fotos de la placa de su auto.

A cierto punto el cliente incluso amenazo con golpear al conductor.