Jorge Domínguez, un profesor cubano de la prestigiosa Universidad de Harvard, que incluso llegó a ser vicerrector para asuntos internacionales del centro académico, fue suspendido bajo una “licencia administrativa”, luego de que saltaran a la luz pública investigaciones por acusaciones de que el célebre académico había acosado sexualmente a numerosas mujeres desde la década del 80.

The Washington Post informó, un profesor cubano ha sido suspendido por acusaciones de abuso sexual.

Las supuestas víctimas son varias mujeres que habían venido reportando comportamientos inadecuados desde hace décadas, pero para sorpresa de muchas Domínguez no resultó afectado, más bien subió de rango.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

El prestigioso autor de varios volúmenes por su parte, no ha negado de manera concreta ninguno de los recuerdos de las mujeres.

“He tratado de comportarme honorablemente en todas mis relaciones (…) Intento comunicarme de manera respetuosa y efectiva. No voy por ahí haciendo avances sexuales”, explicó el cubano a The Cronicle of Higher Education.

Jorge Domínguez, ahora con 73 años, durante décadas impartió clases de Gobierno en Harvard, y es experto en temas de América Latina, preside la Academia de la universidad para Estudios Internacionales y por Área.

El profesor participó además en la fundación del grupo de estudios Diálogo Interamericano y estuvo al frente de la Latin American Studies Association (LASA).

Terry Karl, fue la primera en denunciarlo por conducta sexual inapropiada, cuando aún no existían movimientos como el de #MeToo.

El currículo del académico es bien extenso, ha publicado todo tipo de estudios en los más prestigiosos centros académicos, y es consejero senior del Centro David Rockefeller.

Con respecto al régimen de La Habana, el cubano tiene posturas que le ha hecho ganar no pocas críticas, ya que se consideran muy alejadas de la dura realidad del país caribeño, incluso Domínguez ha llegado a elogiar a Fidel Castro.

Este martes el académico anunció a sus colegas abandonaría la Casa de Altos Estudios cuando finalice este semestre, según informó la revista universitaria The Harvard Crimson, luego de que se conocieran las 18 denuncias por acoso que pesan en su contra.

(Con información de Cubanet e Infobae)