El gobierno de Cuba libero a los últimos dos presos del grupo de los 75 de la llamada primavera negra, Félix Navarro y José Ferrer han sido los últimos liberados de este grupo que fue llevado a prisión con largas condenas injustamente. El gobierno de Cuba después de la muerte de Orlando Zapata recibió una lluvia de críticas y se vio obligada a ceder ante la mediación de la Iglesia Católica, muy criticada por su papel en un principio pero al aparecer su gestión rindió frutos. Los primeros liberados fueron los que aceptaron irse a vivir en el exilio, la mayoría de ellos a España y por último los que no quisieron abandonar Cuba. Esta es una victoria también para las Damas de Blanco que valientemente han exigido la liberación de sus esposos a pesar de la presión del gobierno y de ser golpeados en varias ocasiones.