Un grupo de 28 turoperadores y compañías especializadas en viajes educativos a Cuba reclamaron este jueves al presidente Donald Trump que reduzca las restricciones de viaje a la isla.

Cuba está incluida en la categoría 3 de alerta (“reconsiderar el viaje”) del Departamento de Estado.

“Esta advertencia de viaje inapropiada ha causado miedo y confusión y ha reducido drásticamente la cantidad de ciudadanos estadounidenses que viajan a Cuba”, explicó en un comunicado Andrea Holbrook, consejera delegada de Holbrook Travel, una de las empresas signatarias de la petición.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“Las consecuencias de las acciones del Departamento de Estado han afectado negativamente no solo a las empresas e instituciones estadounidenses que envían viajeros a Cuba con fines educativos, sino que la falta de personal de la Embajada en La Habana también ha dificultado enormemente la obtención de visados”, sentenció Kate Simpson, presidenta de Academic Travel Abroad.

El Departamento de Estado tiene hasta el 4 de marzo para decidir si restablece las funciones de la embajada y elimina las advertencias de viaje.