María Esperanza Jiménez, una turista española de 67 años, perdió la vida después de que el vehículo en el que se desplazaba dentro de una favela en Río de Janeiro no obedeció un control perimetral de seguridad y la policía se vio obligada a disparar, reporta Infobae.

Jiménez, resultó herida en el incidente, del que otras versiones aseguran que ocurrió porque el auto se desvió mientras huía de un altercado entre pandillas, y fue trasladada a un hospital, en donde la declararon muerta.

“Con más de 60.000 habitantes, la favela de la Rocinha es uno de los principales reductos de tráfico de drogas en Río de Janeiro”, indica Infobae.

Además de la víctima, dos policías y un posible criminal resultaron heridos.

La prensa de Brasil indicó que Jiménez viajaba supuestamente su hermano y cuñado y un guía italiano.

Los recorridos por las favelas se han vuelto un atractivo para los extranjeros, quienes sin importar el evidente peligro al que se exponen, las frecuentan constantemente.