Sophie Bazinet, de 42 años, y su esposo Evans Dubé, viajaron a Cuba para pasar una semana de vacaciones y el viaje termino en una pesadilla según reportó el diario local canadiense Le Soleil De Châteauguay.

Los turistas se hospedaron en el Memories Beach Resort de Holguín, al oriente de la Isla, el pasado 8 de diciembre. Cinco días después, cuando la pareja tomo un tour nocturno comenzaron los problemas.

“En el autobús, me apoyé en un reposabrazos y se rompió. Me partí por la mitad. Cuando mis huesos se debilitan, se rompen”, relató Sophie, que fue transferida a un hospital donde “el equipo y la higiene dejaban mucho que desear” relató Sophie Bazinet.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

En el hospital le diagnosticaron fracturas en la cadera y el fémur, pero para tratarla la tuvieron que llevar a La Habana donde estaban las condiciones necesarias para operarla.

La aseguradora de Sophie, SSQ Financial Group, no quiso cubrir el tratamiento en Cuba porque la paciente era de enferma de cáncer lo que se consideró una condición pre existente y la dejó sin otra opción que regresar a Canadá, pero solo podría viajar en una Aero ambulancia.

La ambulancia para salir de Cuba le costó 35,000 dólares más la cuenta del hospital que ascendía a 2,500 dólares que debían ser pagados para poder salir del país.

Sophie Bazinet, aseguro que Cuba se negó a aceptar una tarjeta de crédito y quería el dinero en efectivo para poder salir de la isla.

No es la primera vez que un turista extranjero encuentra problemas en la isla con temas de salud.