La administración Trump está suspendiendo por otros seis meses una disposición del embargo estadounidense a Cuba.

El Departamento de Estado dijo que le dijo al Congreso que seguirá suspendiendo una disposición de la Ley Helms-Burton que trata de las propiedades confiscadas a los estadounidenses. La disposición permite que los estadounidenses usen tribunales estadounidenses para demandar a empresas no estadounidenses que operan y tratan con bienes confiscados después de la revolución de Fidel Castro.

Es la última señal de que el presidente Donald Trump no está invirtiendo completamente la apertura de relaciones del presidente Barack Obama con Cuba. El mes pasado, Trump anunció que iba a revertir algunos cambios, pero dejó a otros en su lugar.

La ley ha estado en vigor desde 1996. Recientes presidentes de Estados Unidos han suspendido en repetidas ocasiones la disposición legal por seis meses a la vez.